Mostrando entradas con la etiqueta adolescente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta adolescente. Mostrar todas las entradas

10 dic. 2018

La primera evaluación de sexto año

El primero de tres trimestres ha transcurrido en este nuevo ciclo escolar, y ya han entregado las evaluaciones. Debo decirlo, tenía un poco de nervios, y con esto no quiero que se piense que he dudado de la capacidad de mi hija, no. Quizá muchas otras mamás tuvieron esos mismos nervios por estas razones:

Los chicos iniciaron un año clave en su educación: sexto. El último año de su primaria. Es un ciclo lleno de retos y presión porque todo el tiempo se les recuerda que deben prepararse para su ingreso a la secundaria. El nivel de exigencia aumenta demasiado, ya no son los bebés de la escuela, son los mayores.

Hubo grandes cambios con la aplicación de la nueva reforma educativa: los trabajos por proyectos, la implementación de los clubs y el cambio de bimestres a trimestres. Todo esto represento un desajuste para alumnos, padres de familia y profesores. Y no obstante, prevalece la incertidumbre de si todo va a quedarse como esta, o se va a regresar al sistema educativo antiguo, si así lo decidiera el nuevo sistema de gobierno. ¿Se imaginan que locura? Tanto trabajo adaptarse, tanto desbarajuste y que nuevamente decidieran cambiar todo...

Y por último, las prácticas de Handball, que nos guste o no, terminan siendo un distractor de las clases: las prácticas implican clases perdidas.

Así que me preocupaba un poco el resultado. Sin embargo, Constanza ha demostrado tener la capacidad de sobrellevar todo esto y obtener buenas notas, de hecho, nuevamente nos sorprende obteniendo resultados de los más altos en todo su historial académico. Regresé a casa con un buen sabor de boca, ya saben, con ese sentimiento de pavoreal por los logros de mi hija. Y tranquila, porque las prácticas y las competencias de handball siguen, pero sé que Constanza pude equilibrar bien sus prácticas, sin descuidar el ámbito académico.

¿Y ustedes se ponen nerviosas con cada firma de boletas?

30 nov. 2018

Constanza y el Handball

¿Quién diría que algún día encontraría emocionante otro deporte que no fuera la gimnasía? Y hoy me entusiasmo de ver a mi hija jugar, y le grito, y me apasiono cuando ella esta jugando. Ese sentimiento de orgullo y emoción, sólo lo conocemos los padres.

Desde pequeña mi gran pasión fue la gimnasia. En época de olimpiadas me sentaba frente al televisor sólo para ver a las gimnastas haciendo sus acrobacias en el aire. No había ningún otro deporte que llamara mi atención, ninguno me parecía interesante. Le insistí tanto a mi madre que me llevara a clases que accedió,  y en verdad me gustaba. Fueron a clases mis hermanas, primas y amigas. Todas desistían, demasiado dolor. Pero para mi eso no era un impedimento, me esmeraba y cuando llegaba a casa seguía prácticando, quería avanzar rápido y llegar a niveles más altos. Recuerdo bien que mi querida profesora me felicitó, mencionó que había sido de las niñas que avanzó mucho en poco tiempo. Pero pasaron los años y comencé a sentirme incomoda, sentía que mi cuerpo y estatura no cuadraban con los estandares de una gimnasta: pequeña y delgada. Me sentía enorme y tan desarrollada. Así que pronto me aleje y no quise regresar más. 

Cuando Constanza empezó a crecer, decidí que llevarla a gimnasia sería una buena idea, seguro heredaba mi pasión. Así algunos años la acompañé en sus prácticas, hasta que no quiso regresar más. A Constanza jamás le causo lo mismo que a mí, y tuve que comprenderla y apoyarla en su decisión. 

Probablemente los deportes no le apasionen, pensé durante muchos años. Lo único que quería era que encontrara algo que la moviera, la entusiasmara, que la hiciera sentir feliz. Y un día me platicó que en la escuela practicaban Handball. Era parte del equipo de su escuela y además irían a competir. Lo admito, nunca había escuchado esa palabra, no tenía idea de qué deporte se trataba y jamás imagine que gozaría tanto su primer partido. Hace seis meses fueron a su primera competencia, !que emocionante! El equipo quedó en segundo lugar.

Hace unos días fui con ella a una competencia de práctica y el equipo femenil de Handball quedó campeón. Un par de días después estuvimos en el deportivo Reynoso en un nuevo torneo, y esta vez fueron campeonas. En verdad veo a Constanza apasionada con su deporte y me alegro tanto por ella, que ya estoy buscando apoyarla con clases extra escolares. Me quedo sin palabras para expresar lo que siento cuando veo a mi niña en la cancha.

No cabe duda que la maternidad nos tiene preparados caminos distintos a los planeados. Lo importante es saber disfrutarlos y enseñarles a nuestros hijos a ser felices.

28 nov. 2018

Día de Muertos 2018

Estoy tan emocionada ya con el tema navideño, que había olvidado contarles un poco de nuestro Día de Muertos...

Este año fue el tercer halloween y día de muertos de Isabel, pero de los tres que le han tocado, sólo ha podido disfrutar de uno, y ese fue el del año pasado. Cuando nació paso estas festividades en el hospital, y cabe mencionar que no disfrutamos nada. Para el año entrante, ya con ella en casa, pudimos salir a pedir dulces los 4 juntitos, y este año todo marchaba perfectamente, el entusiasmo estaba a todo lo que da, hasta que llegó el día, y justo horas antes de la caminata para recolectar dulces, nos dimos cuenta que ¡tenía fiebre! Claro que no podíamos arruinarle la noche a Coni, así que Isa se quedó al cuidado de sus abuelitos mientras nosotros fuimos a pedir dulces.

Este año Constanza se disfrazó de esqueleto. Compramos una sudadera perfecta para el disfraz en H&M y le maquille el rostro. Yo use un disfraz de diabla que me presto mi hermana y el disfraz que le compramos a Isabel fue de Unicornio. Busque mucho su disfraz por todos lados, sabía que quería algo que más que terror, diera mucha ternura así que cuando me tope con esa botarga de Unicornio no dude ni un segundo en comprarla. La compramos en Carter´s. En casa dijeron que no daba nada de miedo, pero la verdad es que después de que no pudo salir a lucirla el día que teníamos contemplado, se la he puesto muchas otras veces, así que eso es una gran ventaja, y se la pienso seguir poniendo hasta que ya no le quede, pues es cómoda y muy calientita.

El día primero de Noviembre fuimos a pedir dulces a la Nueva Santa María. Esta vez no fuimos tan lejos como otros años, pero igual la pasamos bien y fuimos en compañía de su amiguita de Coni llamada Evelyn. El día 2 no salimos para dejar que Isa reposara con su enfermedad.