21 sept. 2017

Nuevamente terremoto: una nación con el corazón roto

No han pasado ni 15 días de haberles platicado que vivimos un fuerte sismo en la ciudad, que si bien aquí no dejo daños tan graves, si afecto fuertemente a otros estados del país, cuando de pronto hemos vivido otro sismo de menor magnitud pero que dejo daños mayores.

Era 19 de septiembre, la gran paradoja, la cruel broma del destino: ese día se conmemoraba en la ciudad 32 años de haber vivido el terremoto más mortífero del país. Como parte de la conmemoración, por la mañana se llevó a cabo un mega simulacro que año con año se realiza a fin de estar prevenidos ante otro desastre de esta magnitud. La alerta sísmica sonaba en la radio y en la televisión, mi esposo llamo al celular para recordarme que se trataba de un simulacro y que no me fuera a alterar.

Habían pasado un par de horas. Mis padres estaban fuera de casa al igual que mis hermanas y mi Constanza estaba en la escuela. El martes transcurría con tranquilidad, yo estaba sola en la casa, la bebé dormida estaba en su carreola a lado mío mientras yo arreglaba algunos pendientes desde mi computadora. De pronto sentí un tambaleo en la mesa, me dio la impresión de estar mareada pero inmediatamente vi a mi alrededor  y me percate que la casa se sacudía. Como pude me puse de pie, tomé a mi bebé en brazos y me puse de rodillas junto a lo que considero el muro más resistente de mi casa. En medio de la sacudida se fue la luz lo cuál me invadió de terror. Sentía que los movimientos eran cada vez mayores y me atemorizaba el crujir de la tierra que se escuchaba en toda la casa. Con gran trabajo, pues sólo disponía de una mano, acerque la sillita porta bebé de Isabel e intente cubrir con ella a mi bebé, pensando que eso la podría resguardar si todo se venía abajo. Durante esos segundos de angustia me dispuse a rezar en voz alta, también pedía por mis hijas, pedía a Dios las dejara sobrevivir, rogaba por que los movimientos cesaran y al fin la intensidad de los movimientos disminuyó hasta que todo quedo en quietud.

Una vez que el sismo cesó, me puse de pie y me puse a buscar mi celular. Estaba nerviosa y tenía las manos temblorosas. La bebé ya se había despertado. Encontré mi celular e intente hablar con Edgar pero no entraba la llamada, ni a ese ni a ningún celular. Escuche que la gente salía a la calle, entonces pensé que era seguro salir. Fui por una chamarra y con la bebé en brazos fui a la calle. Las mamás corrían, como si de una persecución zombi se tratara, en dirección a la escuela que tenemos frente a la casa y en dónde asiste Constanza. Yo deje que pasaran algunos minutos para tranquilizarme y entonces sí ir por mi hija. La verdad es que las mamás pasaban en un estado de crisis total que yo no comprendía, pues desde lejos se apreciaba que la escuela estaba en buenas condiciones, los niños estaban a salvo. Nada más llegando a la puerta de la escuela se podía escuchar el llanto unisono de todos los niños, estaban muy asustados. A lo lejos vi a Constanza, también lloraba y lo reconozco, sentí unas enormes ganas de llorar, corrí a ella, nos abrazamos y deje que fluyera su llanto mientras yo contenía el mío. Hasta ese momento pude comunicarme con Edgar, él se encontraba en el estado de México y ahí no se sintió con la misma intensidad ni tampoco hubo daños como los que hubo en mi querida ciudad. Al poco rato llegaron a buscarme mis padres, estaban preocupados porque no lograron establecer comunicación conmigo. Nos fuimos juntos a la casa. Ahí entre las sombras podíamos escuchar el ruido de ambulancias y los helicópteros que no paraba. En internet y en mensajes de whatsapp ya comenzaba a rumorarse que se habían colapsado varios edificios al sur de la ciudad, entre ellos un colegio. No podíamos ver noticias así que papá puso la radio.

Tuvimos luz hasta ya muy tarde. Cuando al fin pudimos ver noticias en la televisión, pudimos darnos cuenta de la magnitud de la tragedia que azotaba la ciudad, pero la más dolorosa sin duda fue el derrumbe del colegio Enrique Rébsamen que dejo decenas de niños muertos.

Hasta el momento suman 274 muertos y varios edificios derrumbados. Continúan las labores de rescate y la solidaridad que caracteriza a mi México ya se deja ver, las calles están llenas de gente ayudando, dando su mano y repartiendo víveres. Ha llegado ayuda de Japón, Alemania, Israel, Suiza, Colombia, Ecuador, España, Chile y Perú, entre otros países. Son momentos difíciles, y es fácil para quienes no perdimos a un ser querido decir que saldremos adelante. Deseo de todo corazón que la gente que perdió sus hogares y a algún familiar pronto encuentre fuerza para resistir el dolor, y también estoy pidiendo por todas esas mamitas que despidieron a sus pequeños por la mañana y ya no pudieron verlos regresar. #FuerzaMéxico


12 sept. 2017

Bautizo en puerta

Estamos a poco más de mes y medio de que Isabel cumpla su primer año y con la celebración de su primer cumpleaños queremos realizar la celebración de su bautizo.

Es una locura total para mi encontrar el tiempo para organizar todo. Quizá debí recurrir a una planeadora de eventos, pero ya saben, soy de esas quisquillosas que le encanta este tipo de eventos y realizarlo todo por propia cuenta, además también así ahorro dinero, lo cuál en tiempos de pañales y leche me viene muy bien.

La verdad estaba muy indecisa en la temática para decorar todo, primero había elegido Plaza Sésamo, luego estaba entre unicornios, pero la verdad es que sentía que contrastaban con lo solemne de la celebración. Incluso al principio habíamos decidido hacer el festejo en un salón de eventos infantiles, pero luego decidimos que la ocasión ameritaba algo más formal por lo que elegimos un salón de eventos sociales.

He decidido hacer yo misma las invitaciones, y en eso estoy con la ayuda de Canva y de Photoshop.
Aún no decido los recuerdos ni demás decoración pero se aceptan sugerencias.

Ya les iré compartiendo poco a poco el avance de nuestrso preparativos y las manualidades que vaya preparando. Por ahora les dejo un poco del diseño de la invitación.



8 sept. 2017

El sismo más fuerte en al menos 100 años en nuestro país

Anoche vivimos el primer temblor con Isabel en casa, y ¡vaya temblor! 


La verdad es que apenas escucho la alerta sísmica y se me eriza la piel y me da dolor de estómago. Lo curioso es que ayer no sabía si reaccionar o ignorarla, pues un día antes se activó por error y nos quedamos esperando un temblor que nunca llegó. 

Sin embargo ayer, no pasaba ni medio minuto cuando se empezaron a sentir los fuertes movimientos. Edgar tomó a las niñas y me pidió que nos fuéramos a un lugar seguro. La verdad sentí palidecer. Salimos del cuarto, bajamos las escaleras y llegamos a la puerta de mi hogar. Ya habían pasado algunos segundos y lejos de sentir que la intensidad disminuía, sentí que esta aumentaba. Las puertas, cuadros y todo se movía. Isabel que tenía sueño estaba inquieta y yo no sabía si salir de la casa, abrazarme a las niñas o de plano llorar. Pedía que ya parara pero les juro que el tiempo se me hacía eterno. Edgar me decía que me tranquilizara pero me sentía muy estresada, temía que en cualquier momento mi casa fuera a colapsar. Empezó a disminuir la intensidad del sismo hasta que finalmente paro. 

Inmediatamente se escuchaban ambulancias pasar y entonces regresamos al cuarto para ver las noticias. En efecto, no era mi imaginación, fue el temblor más fuerte del que se ha tenido registro. ¿Por qué no fue tan destructivo como el terremoto del 85? Bueno aquel terremoto fue trepidatorio (verdaderamente destructivo), y el de ayer fue oscilatorio. También ayudo la distancia con respecto al epicentro del sismo, esta vez había 700 km de por medio, mientras en el 85 nos encontrábamos a 400 km. 

A causa de este acontecimiento, hoy suspendieron clases en once estados del país incluyendo la ciudad, por lo que pasamos la mañana mis hijas y yo metidas en la cama.

La verdad es que me asuste demasiado. Estoy muy agradecida de que no hubiera daños mayores en nuestro estado y sin embargo ya se han reportado 15 personas muertas en otras entidades de la República. Estoy orando porque no haya más victimas y dando gracias porque tengo a mi familia junto a mi, esta vez nos han dado segundas oportunidades. 


Por otro lado, ahí en las redes sociales leí una reflexión sobre las mamás que han tenido que vivir estos momentos de angustia mientras tienen a sus bebés internados en el hospital ¡que duro! Algo que me reconfortó fue poder abrazar a mis hijas, pero recordé lo mal que la pasaba cuando Isabel estuvo en el hospital, así que me solidarizo con esas mamitas que ayer tuvieron que tragarse su angustia y ser valientes con el corazón quebrantado por tener a sus bebés lejos de ellas, las abrazo fuerte.

Pido por las familias que perdieron a algún familiar y porque no haya más víctimas. Ya están los acopios para apoyar a los damnificados.

6 sept. 2017

Tarea y más tarea. Mi opinión respecto a el exceso de deberes escolares

Este año nos ha tocado una profesora que deja tarea todos los días, menos los viernes. El resto de la semana, sin excepción, mi hija llega a casa con una lista de deberes escolares con los cuales debe cumplir.

Para ser honestos, yo no le encuentro lo didáctico ni lo beneficioso a esta situación (y déjenme decir que estoy estudiando un posgrado en educación para que no se crea que hablo por hablar). Ya existen muchos dilemas al respecto y estudios que aseguran que el exceso de tareas escolares resulta ser contraproducente. 

Recientemente Harris Cooper, prestigiado profesor de la Universidad de Duke declaró: "No hemos encontrado evidencia de que las tareas ayuden a los niños a ser mejor estudiantes".
Yo por mi parte alego que en realidad estos deberes consumen la mayor parte de la tarde de los niños restándoles tiempo de juego, sí, de juego que es el método más importante mediante el cual el niño realmente aprende. Muchos dirán: 

-es que tu hija ya no es niña, ya está bastante mayor, ya no son niños de primero, está bien que se vayan acostumbrando...

¿acostumbrando a qué? a que le toque otro profesor que aplique la misma metodología. Puede ser que sea el único argumento aceptable, que se vaya acostumbrando a que no todo en la vida siempre es como lo deseamos, que a veces tendremos que lidiar con situaciones complicadas, que no todo es color de rosa y como aconsejan los expertos, que se vaya acostumbrando a desarrollar su tolerancia a la frustración, porque vaya que le frustra llegar con una buena carga de deberes y saber que no habrá tiempo para las muñecas, las barbies o la televisión, vaya que le frustra después de venir de dos años de trabajar con otra profesora que, claramente creía al igual que yo, que las tareas sirven de poco por lo cual rara vez les dejaba alguna tarea, y a la que criticaban algunas mamás, pues ¿cómo era posible que nunca dejara tarea? ¿luego con que entretenían las madres a sus chamacos?

Apenas llevamos dos semanas y media de clases y ya estoy notando la diferencia,  por las noches estoy toda estresada porque no hemos podido encontrar tiempo de "echar la flojera", tantito las tareas de Constanza y tantito otras actividades que hemos tenido que realizar en estos días.

Para agregarle más leña al fuego, este año han recorrido la jornada escolar 20 minutos, parece poco pero esos minutos hacen toda la diferencia del día. Los niños salían 2:30 pm de la escuela, ahora salen 2:50 pm, y en lo que salen, chismean las mamás o verifican que traigan todos los apuntes, ya nos dieron las 3 de la tarde, y nosotros tenemos la escuela a unos cuantos pasos así que rápido estamos en casa, pero no imagino quienes tienen que desplazarse largas distancias a que hora empezarán con sus deberes.

Y eso que por ahora Constanza no hace actividades extra escolares, y eso que estoy todo el día en casa, y aún así muchas veces ya terminamos noche con toda la tarea. No imagino los malabares que tienen que hacer las madres y padres de familia que salen a trabajar largas jornadas y que ya llegan agotados a casa y tienen que llegar y revisar todo, o acompañar al niño hasta que termine. Ese es otro punto de alegata, me dicen que ya deje a mi hija sola, que ya está bastante mayor. La verdad no sé trata de que le ayude con las tareas, ni de que tenga que supervisar todo lo que hace, en efecto ya es una niña mayor pero no me parece adecuado irme a la cama y dormir mientras ella esta haciendo tarea, sobre todo porque estos días agitados hemos tenido que ir al pediatra con la bebé, a realizar pagos o ver asuntos nuestros y hemos tenido que llevar a Constanza con nosotros. Si mis asuntos la han retrasado con sus deberes, lo menos que puede hacer es sentarme a su lado y esperar a que termine para poder ir todos juntos a descansar, es simple solidaridad.

Hace unos días, en cuanto terminamos de comer salimos a realizar unos pagos, era una tarde lluviosa y a causa de esto, había mucho tráfico y se hacía tarde. Mi hija sabía que tenía mucha tarea así que se puso a llorar. Claro que se me partió el corazón pero no podía hacer nada para resolverle su problema. Lo único que pude decirle es que tenía dos opciones, dejar de llorar y no llevar la tarea, o calmarse y cumplir con su deber. Yo no podía decirle que yo haría su trabajo y que no se preocupara. Me escucho y me dijo que no quería que la regañaran, entonces le dije que ya sabía que opción debía elegir si no quería regaños. 

Aunque no estoy de acuerdo con esta metodología, no me queda más que afrontarlo y verlo como un reto. Trato de acompañar a mi hija en esta nueva etapa, quiero ser guía, apoyo y compañía. No más. Es lo que podemos hacer como padres, no podemos evitarles las dificultades, simplemente podemos estar ahí para apoyarles y para recordarles que sí pueden, con uno y mil retos y en ocasiones es mi hija quién me recuerda que sí podemos.

¿Y a ustedes les gusta que les dejen mucha tarea a sus hijos?

1 sept. 2017

Vacaciones Parte 2

Regresando al tema de las vacaciones, después de ir a la playa, hicimos pocas salidas.

Creo que lo más relevante de la segunda parte de nuestras vacaciones fue la escapada que nos dimos a un pequeño rancho en el Estado de México. Salimos con el hermano de Edgar, mi concuña y las niñas, ellos también tienen una bebé que es apenas 7 meses más grande que Isabel, se llama Yuselmi y es un amor de bebé. Pasamos un domingo muy agradable, desayunamos barbacoa, metieron a las niñas a la alberca, y lo más importante es que Edgar y su hermano convivieron.
La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y agua
La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, natación, piscina y exterior
La imagen puede contener: 1 persona, césped, cielo, niños, árbol, exterior y naturaleza
La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, niños, árbol, césped, exterior y naturaleza
La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, césped, árbol, exterior y naturaleza

Días después fui con las niñas a la premier de la película "Locos por las nueces 2", los boletos me los gane a través de facebook. Cabe destacar que Edgar no pudo acompañarnos porque tenía mucho trabajo, así que fue de las primeras veces que salí sola con las niñas.
La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo
La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie e interior


Ya para finalizar las vacaciones, fui con las niñas a ver un show gratuito de "Plaza Sésamo". Constanza como ya está en su rollo de niña mayor, no lo disfrutó como hubiera deseado, e Isabel se mostraba atenta por pequeños ratos, pero es una bebé que apenas se entera de lo que sucede a su alrededor. Yo me divertí mucho sólo por el hecho de darme el placer de disfrutar a mis hijas.
La imagen puede contener: 2 personas, interior
La imagen puede contener: una o varias personas
Finalizamos las vacaciones, que me fueron muy breves, con un magnífico evento organizado por #Tetrapack y al cuál fuimos invitadas por medio de #Mamás Blogueras Mexicanas. Constanza no quiso acompañarme así que me lance junto a Isabel a la aventura. El evento comenzó con un recorrido con la exposición "El éxtasis del color" del pintor #Rufino Tamayo. Seguido de la exposición, hubo un taller de reciclaje con tetrapack dónde además nos explicaron la importancia de separar nuestros desechos así como informarnos acerca de los materiales que se realizan reciclando envases tetrapack. Finalizamos la actividad con un picnic en el que nos consintieron con ricos bocadillos y postres. Isabel se porto de maravilla, y además pude conocer a otras mamás blogueras y volver a ver a las que ya conocía.


Para cerrar las vacaciones, el domingo previo al regreso a clases fuimos con las niñas al parque. La verdad tenía mucho que no las llevábamos al parque y parece que ambas lo disfrutaron mucho.








Esto fue el resumen de nuestras vacaciones.

24 ago. 2017

Vacaciones Parte 1. El primer viaje de Isabel a la playa

No fueron las primeras vacaciones de Isabel porque de hecho las primeras fueron a las grutas y otras más a Querétaro, pero si fueron las primeras en la playa.

Una semana antes de que finalizara el ciclo escolar y los niños tuvieran sus vacaciones oficiales, decidimos ir a Acapulco. La idea principal era ir los 4 a Cancún, pero en lugar de eso, Edgar tuvo una fantástica idea: llevar a nuestros padres con nosotros, entonces cambiamos el destino y ajustamos el presupuesto para ir todos. Mi suegro no pudo acompañarnos, sin embargo fueron mi cuñada y mi suegra, mis papás y mi hermana.

El viaje fue un poco largo, aproximadamente entre 6 y 7 horas, pero Isabel se portó de maravilla y durmió la mayor parte del camino.

Llegamos por la mañana al hotel y ese día decidimos no ir al mar para quedarnos todo el día en la alberca del hotel. Claro que como el hotel se ubica en el centro, salimos a caminar al mercado, y a recorrer el centro de noche, pues nos encanta ver los establecimientos llenos de gente, y las calandrias con sus hermosas luces coloridas recorriendo la gran avenida. ¡Estamos enamorados de Acapulco! ¿Y cómo no? Si allí hicimos nuestro primer viaje juntos como novios y fue una autentica luna de miel, la belleza del sitio es acompañada por aquellos gratos recuerdos que Edgar y yo conservamos.

La imagen puede contener: 1 persona, de pie, niños y primer plano

La imagen puede contener: una o varias personas, océano, playa, niños, exterior, naturaleza y agua

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas, niños y exterior

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, playa, niños, océano, exterior, naturaleza y agua

La imagen puede contener: piscina, exterior y agua

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas, personas comiendo, niños, bebé y exterior
Constanza la paso fascinada en la piscina, ya sabrán lo que cuesta sacarla, prácticamente no quiere salir del agua en todo el día. El primer contacto de Isabel con la alberca fue maravilloso, no se asusto ni le disgusto el agua, por el contrario parecía encantada y paso un buen rato entre carcajadas mientras descubría que con sus manitas podía chapotear. Todos estaban embobados viendo a Isabel disfrutar la piscina.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, natación, niños y piscina
Llegamos un jueves y regresamos el domingo. Viernes y sábado visitamos alguna playa por la mañana y finalizamos la tarde en la alberca del hotel.

A Isabel también le agrado su primer contacto con el mar, sin embargo decidimos no exponerla mucho tiempo pues iba con rozadura y temíamos que la sal del mar y la arena le causaran molestia alguna. Y pese a su rozadura en ningún momento estuvo irritable o chillona, es una gran bebé.
La imagen puede contener: 1 persona, niños y exterior

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, natación, exterior y naturaleza

El día sábado tuvimos una mala experiencia en el mar, pues Constanza nos dijo que algo le había picado, la piel de su cuello se puso roja y con salpullido y mi niña se puso a llorar, preguntamos con los lugareños qué pudo haberle picado y nos dijeron que lo más probable es que la hubiera picado una "malagua" (algo así como una pequeña medusa), nos recomendaron no untarle nada y esperar algunos minutos para que las molestias pasaran. Después preguntamos con alguna persona del servicio médico y la indicación fue parecida, en pocas palabras no había que preocuparse, solo esperar. Y así fue, al cabo de algunos minutos, la molestia se fue y su piel fue recuperando la normalidad. Evidentemente Constanza no quiso saber nada más del mar.

El domingo finalizamos con un buen desayuno y dijimos adiós a nuestra aventura playera.

Fueron unas excelentes vacaciones que disfrutamos mucho. La realidad es que tenía otras expectativas: ya saben, imaginaba hacer un montón de sesiones fotográficas en la arena, y la realidad es que apenas si pude sacar la cámara, la mayoría del tiempo me dediqué a disfrutar a las niñas y de lo último que nos acordamos fue de las fotos, así que podría decir que la realidad supero a las expectativas.







Por otro lado, descubrí que no es lo mismo ir con un niña que con dos. En definitiva si no fuera por el gran trabajo en equipo que hacemos mi marido y yo, estaría perdida. El se quedaba con Constanza a jugar en la alberca mientras mamá tenía que hacer repetidas salidas del agua para cambiar el pañal a Isabel, darle de comer, dormirla o bañarla. No es lo mismo con Constanza que puede estar todo el día metida en el agua y hacer contadas salidas sólo para comer algo rápido, que con Isabel a la que no podíamos tener todo el tiempo en la piscina.

Lo indispensable para el viaje


Mi primer artículo indispensable es el bloqueador, y vaya que resultaron buenos pues por primera vez regresamos sin quemaduras ni molestias en la piel.






Para Constanza usamos "Nivea Sun Kids Swim & Play" y para Isabel "Dody´s Baby". 

Cargué con un montón de mamilas para no tener que preocuparme porque se acabaran rápido y no poderlas esterilizar. Siento que con el calor la bebé tenía que estar muy bien hidratada, y dar el pecho saliendo del mar, llena de sal y con quién sabe que otras sustancias no me parecía tan buena idea.

Unas buenas gorritas para cubrir a Isabel del sol y gafas para las tres, aunque Constanza jamás quiso ponerse unas. Esta ha sido nuestra primera parte. 

Estén pendientes mamitas pues por primera vez tendremos #sorteo en el blog, y vienen muchos más. Estamos muy emocionados de contar con ustedes y por eso queremos consentirlas.

16 ago. 2017

Mis típs para ahorrar en este regreso a clases

El regreso al cole está a la vuelta de la esquina. Las vacaciones me han durado lo que un suspiro y la verdad es que yo sí soy feliz cuando mi hija mayor está de vacaciones pues nos podemos acurrucar en la cama junto a la bebé. 


Cada año el gasto que representa la compra de uniformes y útiles escolares es bastante fuerte, y eso que siempre buscamos los precios más bajos. Sin embargo este año aumentare medidas para no desfalcarnos en esta época pues nos espera un cierre de año muy cargado con el bautizo de Isabel en puerta y viaje a la playa para recibir el Año Nuevo. 

Te comparto algunos pasos a seguir: 

Reutilizar los útiles que aún están en buen estado. Por ejemplo, el juego de geometría creo que ni lo utilizo por lo que está más que en buen estado, y logró llegar completo. También tenemos el compás y el diccionario, si vas a invertir en uno conviene que busques uno que te sirva más de un año. 

Buscar los mejores precios. Muchos de los artículos que adquirimos, los compramos en el centro de la ciudad, en un gran mercado exclusivo de artículos de papelería. Las plumas, lápices, colores y hojas sueltas están considerablemente más baratas que en centros comerciales y autoservicios

Los tenis los he encargado de Estados Unidos, todos sabemos que allá hay tiendas outlet donde ofrecen precios súper bajos y los zapatos no los han obsequiado mis padres. ¡Menudo ahorro gracias a mis padres! 


Muchas personas deciden no gastar todos los años en mochila sobre todo si esta se conserva en buen estado. 

Con los cuadernos este año estamos pensando en comprar cuadernos más simples: el año pasado sólo se forraron con plástico por lo que comprar cuadernos con diseños bonitos valía la pena, pero este año todos van forrados así que lo último que lucirán es su diseño. 



Aún no alistamos todo, pero más vale acelerar el paso pues ya sólo quedan unos días de vacaciones y nos esperan cuadernos para forrar, foliar, cocer y ponerle márgenes. ¡Y no, no crean que me gusta trabajar! ¡Así los ha pedido la profesora! 

Que bueno que este año ya he concluido la universidad, así no será tan pesado este asunto. ¿Y ustedes cómo van con este asunto del regreso a clases?

8 ago. 2017

Testeando productos: las cremitas para rozaduras

!Tenemos nueva sección en el blog! y es que con la llegada de Isabel ¡qué de productos probamos! tanto para bebé, como para Constanza y de uso personal, por eso de ahora en adelante estaremos compartiendo con ustedes nuestra opinión acerca de ellos. Siempre es bueno tener un referente antes de comprar: en el mercado existen tan variados y tan diversos productos que a veces es difícil tomar una decisión, y aunque siempre es bueno guiarnos por el instinto, nunca cae mal tener una recomendación o saber que opinan las expertas. 

Si tienes algún artículo en mente que quieres que probemos o del cuál te demos nuestra opinión,  o quieras compartirnos tu opinión, no dudes en escribirnos.

Ahora empecemos esta sección con un producto básico en toda pañalera de una madre, te estoy hablando de las cremas para rozaduras. Sin duda alguna, es un infalible que acompaña a toda mami que ama proteger la piel de su querubín y es que estas cremas nos sacan de apuros cuando el bebé se nos ha rozado, pero también ayudan a prevenir estas molestas rozaduras con el uso diario y en algunos casos te ofrecen además alivio para piquetes, quemaduras y raspones. Hemos probado varias para Isabel, y te compartimos nuestra opinión:


Me gustan las cremas que tengan una consistencia más espesa y menos acuosa, me da la sensación de que protegen mejor: Hipogloss y la Pasta de Lassar poseen esta consistencia, sin embargo, lo que me ha conquistado de la pasta de Lassar es que se puede utilizar no sólo en casos de rozaduras sino en quemaduras, piquetes, raspones y otros malestares cutáneos. Me ha sacado de un gran apuro cuando a Isabel se le ha rozado el cuello por la humedad, se le ha lastimado tanto que ya parecía una quemada y el óxido de Zinc que contiene la pasta de Lassar le ha proporcionado gran alivio, la uso para untarla en el cuello, y en las axilas y en todas partes dónde se le formen pliegues en su pielecita con el fin de evitar rozaduras.

Mustela la uso exclusivamente para las rozaduras por su rápida acción para calmar la piel irritada y usandola a diario ayuda a prevenir dichas irritaciones.

Bepanthen es de suave consistencia y rápida acción. También la he utilizado y me ha convencido, además tiene un precio accesible.

Al elegir tu crema para rozaduras fijate en los ingrediente que contienen: El óxido de Zinc es el ingrediente más utilizado para combatir las rozaduras.

Compara precios. La pomada de Lassar es de las más eficaces y su precio no es nada elevado.

Estas cuatro marcas son las que te recomiendo ampliamente a la hora de adquirir una crema para rozaduras. No sólo la utilices en caso de que se haya irritado la piel del bebé, úsala a diario y en cada cambio de pañal para prevenir las irritaciones.

Sí te gusto el post o te fue de utilidad, regalanos un comentario.

6 jul. 2017

Resistir o morir en el intento: la árdua labor de trabajar en casa

Resultado de imagen para trabajo en casa animado

Con la llegada de mi pequeña hija Isabel a nuestras vidas, me he negado a querer buscar trabajo fuera de casa, por mucho que haya puestos con "horarios flexibles". Lo viví mientras hacía mi servicio social, el horario de cuatro horas era en realidad muy flexible y sin embargo, el tiempo real fuera de casa terminaba siendo más, entre los traslados y el tráfico de algunos días, terminaban siendo entre 7 y 8 horas fuera de casa. Y si a eso le sumabas el tiempo que había que invertir en preparar las cosas para el día siguiente, y el cansancio con el que se regresa a casa, el panorama muchos días se pintaba caótico.

El servicio social lo terminé más de fuerza que de ganas, porque me negaba a dejar a Isabel, que era una bebé tan pequeña, en otras manos que no fueran las mías, aunque sabía que en casa estaba mejor cuidad que en cualquier otro lugar. 

Una vez terminado el servicio social decidí quedarme en casa e intentar trabajar desde mi hogar peeeeeero no ha sido nada sencillo. Nadie se toma en serio el trabajo en casa, ni mi esposo. Todos piensan que estás en casa sin "nada que hacer" y entonces quieren de tu tiempo en todo momento. Muchas veces estoy en medio de un escrito, cuando mi marido llega y quiere que salgamos inmediatamente o que esté junto a él. Necesito cambiar de estrategia o moriré en el intento y me incorporaré a una oficina, pues me agobia que todo el tiempo haya distracción en casa, que me hablen a cada rato y no me dejen concentrar, y que hasta ahora no haya podido ver resultados.

¿Ustedes tienen algunos consejos? ¿Trabajan desde casa?



4 jul. 2017

Así celebramos una década de puro amor

Se dicen fácil 10 años, pero en realidad han sido toda una travesía. Así lo festejamos

Faltaba poco para el cumpleaños de nuestra primera hija. Estábamos pensando si haríamos una fiesta o una reunión pequeña. Pero como siempre lo sospeché, llegó el momento en que Constanza no quiso una fiesta y mucho menos de esas temáticas que a mamá le encantan pero que a ella le parecen fuera de lugar pues "todo eso es cosa de niños chiquitos, no de niñas grandes". Y la verdad es que su decisión no nos vino tan mal, pues con la bebé, el compromiso del bautizo encima, y los tantos gastos que hay ahora, no hacer fiesta supuso un enorme ahorro a nuestra economía familiar. Sin embargo ella quería algo especial junto a sus mejores amigas del colegio: una pijamada.

Lunes cumpleañero


Previo al lunes de su cumpleaños, sus abuelos la invitaron a desayunar. Ese día salimos temprano y en familia disfrutamos una mañana muy amena. 

Por la tarde  mi esposo y yo fuimos en busca de su regalo: ella deseaba una muñeca Willie Wisher así que nos fuimos a buscarla, pero como ya sabrán, suele pasar que cuando necesitas algo no lo encuentras, nos llevo bastante tiempo dar con la muñeca, de hecho tuvimos que buscarla al día siguiente y además creímos que la encontramos a un súper precio (hasta le compramos dos) sólo para que un par de días después la viéramos en Walt Mart en liquidación y nos dieramos cuenta que la compramos más cara. ¡En fin!

El día de su cumpleaños decidimos no llevarla a la escuela, prefirió quedarse en casa. Papá llegó temprano. Los abuelos le prepararon su platillo favorito: pechugas con papas fritas. Y teníamos planeado ir al cine, pero como cada año, nos vinieron a visitar mi abuela, tía y primos. La verdad me es muy grato que no necesite hacerle fiesta para que vengan a casa a demostrarle su afecto a mi flaca. Compramos un pastel y pasamos una noche deliciosa. 

Los días siguientes nos dedicamos a la planeación de su pijamada.
Constanza invitó sólo a cinco de sus compañeritas de la escuela, las más allegadas a ella. Pensamos que tal vez sólo vendrían dos, pues comprendemos que es muy difícil confiar a nuestras hijas en casa de personas ajenas. Sin embargo, compramos varias cosas pensando en todas las invitadas: antifaz para dormir, cepillos dentales, porta cepillos de dientes, pañuelos, jugos, etc. 

Hice unas invitaciones en forma de antifaz para las invitadas y mande a pedir cupcakes con un decorado de pijama.
          



La pijamada llegó


Al fin llegó el anhelado día de la pijamada. Y para grata sorpresa de Constanza, llegaron casi todas las invitadas. Pensamos que sólo vendrían dos, pero sólo faltaron dos. Además supusimos que las traerían un rato, pero ¡todas se quedaron a dormir!


Jugarón un rato, comimos pizza, se arreglaron las uñas y más tarde nos fuimos al cine a ver Mi Villano Favorito 3.


Regresando Constanza organizó un pequeño juego con las niñas y después cantamos las mañanitas y comieron cupcake, bueno en realidad sólo lo mordisquearon. Les preparé malteadas, se dieron un baño, les pusimos un colchón inflable y tuvieron una noche de pelis. Y al fin durmieron.







                           

                         


Cerramos con broche de Oro, pues "Mamás Blogueras Mexicanas" nos invitó al lanzamiento oficial de Nat Geo Kids, evento que estuvo dirigido a los niños y el cual disfrutaron mucho las niñas.








Terminé exhausta, tanto como cuando finalizó mi boda. 

El domingo, ya solos los cuatro, realizamos un paseo familiar para terminar una semana cumpleañera.