Mostrando entradas con la etiqueta Libros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Libros. Mostrar todas las entradas

10 oct. 2017

Sólo para chicas: Un libro para la pubertad

Me lo ha pedido Constanza, le ha fascinado, y aunque yo no se lo he comprado, lo dejaron los reyes magos bajo el árbol.

De colores vistosos, letras muy fashión y con ilustraciones modernas, este libro exclusivo para chicas es el regalo ideal para las niñas de casa que pronto se convertirán en señoritas. Con explicaciones, ilustraciones, esquemas, consejos y anécdotas de otras chicas este libro acompaña a nuestras jovencitas en su pubertad para explicarles paso a paso los cambios que pronto sucederán en sus cuerpos y hacer más ameno este camino. Este libro explica detalladamente y de manera sencilla lo que es la pubertad y les ayuda a despejar las dudas que surgen en esta etapa. Además el precio es muy accesible y lo puedes adquirir en tiendas de prestigio, supermercados y librerías.

Te recomiendo este libro, sobre todo si tienes una pre-adolescente en casa, pues será de ayuda para tu hija, así como para ti mamá que necesitas entender los procesos por los ella está pasando. Leer juntas este libro te permitirá conectar con tu hija y que ella sienta el interés que pones en su persona, es una forma de favorecer su vínculo.

Desde que Constanza lo vio, pidió que se lo obsequiara y no se cansó de desearlo hasta que finalmente el libro llegó a casa. A ella le llamo la atención su diseño, y a mi me fascinó el contenido. Leerlo juntas me ha permitido acompañarla en este nuevo proceso y nos ha ayudado a ambas a comprender los cambios que pronto afectarán su desarrollo tanto físico como emocional. 

Detalles del libro

  • Espiral: 96 páginas
  • Editor: Advanced Marketing, s. de R.L. de C.V; Edición: 2010 (15 de diciembre de 2014)
  • Idioma: Español
  • Autor: Sara Delmege

Sí te ha gustado mucho y quieres obsequiarlo a tu hija, sobrinas, o amigas puedes adquirirlos en cualquier librería o puedes comprarlo online desde amazón a través del siguiente enlace:


21 oct. 2013

Libros, libros y más libros!


Estoy reactivando mi parte lectora. Tengo ya una lista de libros que aguardan, sobre mi escritorio, impacientes por ser abiertos y devorados por mi.

Inicié la semana pasada, con un libro que me obsequiaron y el cual me pareció fantástico.

Se trata de una historia de amor poco convencional, un amor intenso que perdura  a pesar de los años, a pesar de cualquier circunstancia. Me cautivó, me erizo, me eclipsó. En 5 días terminé mi aventura por Miraflores, Paris, Tokio y Madrid. Y aunque pensé que no me gustaría el final,  terminé con una sonrisa dibujándose en mi cara.

Y ya entrada en calor con la lectura, empecé a leer el siguiente libro:
Claro, este es otro tipo de lectura, pero me cae muy bien este tipo de escritos que ha menudo me hacen reflexionar y me motivan. Hay quienes sí necesitamos este tipo de motivación, hay quienes no. He escuchado a muchas personas decir que los libros de auto-ayuda son literatura barata. A fin de cuentas, creo que cualquier libro, de cualquier tipo, algo termina  aportando. 

Pero interrumpí  esta lectura cuando a mi manos llegó la obra maestra, de arte, la famosa  obra de Julio Cortazar, que por alguna razón no había leído antes.


Me parece una cosa deliciosa y divertida a la vez, eso de  leer saltando de un capítulo a otro sin seguir el orden ascendente y común de cualquier otro libro, convierte a Rayuela en una cosa única y fenomenal. Así pues me paso las mañanas y las noches extraviandome entre sus capítulos, entre reflexiones y entre amoríos de Oliveira y la Maga. 

7 sept. 2011

Lucas y yo

Ha llegado a mis manos una pequeña novelita que toca un tema que en la actualidad se ha visto demasiado, o al menos aquí en México, "la maternidad adolescente".

El libro narra los acontecimientos que le suceden a Mateo tras haber embarazado a su novia Lorena cuando ambos tenían tan solo 17 años.
Lucas no es capaz de ver a Lorena durante sus últimos  meses de embarazo, por miedo y por que su madre de Lorena así lo ha dispuesto.
Lorena le avisa cuando es tiempo de que va a nacer su bebé. Mateo llega hasta el hospital en donde ve por primera vez a su hijo, y ante el primer intercambio de miradas entre padre e hijo, su vida de Mateo cambiaría para siempre.
Es así cómo un adolescente, desempleado y sin hogar decide luchar contra el mundo por conservar a su bebé llamado Lucas a quien su madre quiere dar en adopción argumentando que el bebé estaría mejor en otro hogar.
Mateo con miedo y sin saber como desempeñar el rol de padre se lanza a la aventura de criar a su hijo. Decide robar a su hijo por miedo de que fuera a caer en manos de otra familia y nunca lo pudiera volver a ver. Necesita de la ayuda de su abuela. Al final tiene que enfrentar un juicio y pelear por la custodia de su hijo pero se ve bien recompenzado logrando al fin la custodia de su pequeño Lucas.

Me gusta la valentía de Mateo y la decisión de criar a su hijo aún sin el apoyo de la madre. Lorena decide alejarse y dejar al pequeño Lucas en manos de su padre, tiene la certeza de que él lo cuidara bien.
Mateo enfrenta lo que sea por su hijo e incluso rechaza irse con una chica que le gustaba por que ella no quería que Mateo cargara con Lucas.

Pero lo que mas me ha gustado es que me he identificado tanto con el libro, porque pese al amor que Mateo sentía por su hijo, tenía miedo y ese sentimiento lo acompaño desde antes de que Lucas naciera. Y así sucede con los padres adolescentes, tenemos miedo y no sabemos como afrontaremos la situación pero al final el amor es lo que te guía. Todos y cada uno de los sentimientos que experimento Mateo los hemos experimentado los padres adolecentes, o al menos yo.


Desde que leí "Toda una vida" ninguna otra novela me había dado tanta ternura hasta ahora que eh leído "Lucas y yo", y ahora comprendo mucho sobre la maternidad adolescente. La valentía de Mateo me conmovió.

Alguna de mis partes favorita del libro:
... Pero me tomó un tiempo comprender que Lucas era mío, que lo acompañarìa en los años de escuela, de deportes y hasta algún día con las niñas. La idea de tal responsabilidad me calmó un poco, pero el corazón se me salía de felicidad. ...

This entry was posted in