12 de septiembre de 2011

Sin queso por favor!!

Constanza mi pequeña tan ideática y tan distinta a mi...
Por la mañana te he preparado tu sandwich para que comieras en la escuela, lo he preparado con jamón, quesito amarillo y pan integral. Lo has visto y has insistido que querías uno para desayunar. Ni cereal, ni huevo, ni nada más, solo un sandwich igual que el que llevaste a la escuela.

Lo preparo y te lo doy. Mientras te peino le das una mordida. Entonces noto tu carita extraña, me miras molesta y me preguntas: queso??
-mmm no.- Te digo para que no reclames y sigas comiendo, pero todavía masticabas y no tienes ni un pelo de tonta, entonces sacas tu lenguita y me muestras el queso.

Esta bien, hay que admitirlo, no te gusta. Tomo tu sandwich y le saco el queso y me lo como yo.

Yo amo el sandwich con queso pero por que lo tienes que amar tú? debo de reconocer que simplemente somos distintas.
Chin! y he recordado que no le quite el queso a tu sandwich que llevaste a la escuela, espero que se lo saques y te lo comas.

5 comentarios:

  1. Si de gustos se trata Cony está muy bien entrenada.

    Besos grandes Wen.

    ResponderEliminar
  2. jajaja, ellos tienen sus propios gustos y las ideas muy claras. Tu nena es un amor.

    besitos

    ResponderEliminar
  3. jajajaja ya no se pueden engañar! no son nada tontos. Es divertido q sean diferentes

    besos

    ResponderEliminar
  4. Jajaja... me encantó tu historia, yo AMO las quesadillas, podría comer diario y no aburrirme, pero claro, resulta que al Gabielin no le gustan tanto! a veces sí se las come, pero otros días las deja tal cual en el plato =(
    Ni modo, a buscarles opciones a estos chamaquitos :D

    ResponderEliminar
  5. jaja si! ahora ellos tienen su propia personalidad y uno no les puede imponer nada!

    ResponderEliminar

Estamos en facebook