Un año nuevo diferente

9 ene. 2018

Fue hace un año que la idea se empezó a gestar en la cena familiar de fin de año. Mamá se reunió con su hermano y con mi abuela, y esa noche a mi prima se le ocurrió que el siguiente fin de año lo pasaríamos en Acapulco.

La verdad es que en fin de año nunca nos reunimos todos, pero a la playa ni quien le huya así que pronto todos nos empezamos a apuntar para el viaje. Empezaron a planear y organizar como sería todo, y entre que sí, que no, que siempre sí, se llevó a cabo el viaje.

Nunca habíamos viajado en estas fechas. Tenía una idea muy distinta de las fiestas de esta época: días fríos, árboles navideños, pavo y la ciudad. Sin embargo esta vez conocimos otra cara de estas festividades: sol, arena, mar y mariscos.

Claro que viajar en bola siempre es complicado y es difícil la organización de tantos, pero lo disfrute bastante junto a mis hijas, lejos del estrés y todo el caos que hay en la ciudad en estos días. Además disfrute pasar la fecha junto a mis padres, mi abuela y toda mi demás familia.

Isabel disfruto en exceso el mar, su segundo viaje a la playa y como ya estaba más grande pudo explorar la arena, el mar y la alberca. Desde que llegamos a la casa dónde nos hospedamos y vio a su hermana en la piscina, empezó a gritar de emoción, la acerqué a la orilla y empezó a manotear en el agua así que la metí de inmediato al agua. Constanza ni se diga, como iba también mi sobrina, tuvo con quien jugar y disfruto mucho más que otras veces tanto el mar como la alberca.
La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y exterior
La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas
La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y agua
La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas sentadas, niños, tabla y exterior
La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, niños y primer plano

La cena para recibir año nuevo fue en un restaurante ubicado en la zona costera, a la orilla del mar para poder disfrutar los fuegos pirotécnicos, aunque Constanza y mis padres creen que deberían estar prohibidos. El menú fue langosta, pechuga cordón blue y papa al horno, un menú totalmente diferente al que yo acostumbraba en estas fechas. Y todo amenizado por música en vivo.
 La imagen puede contener: comida
La imagen puede contener: tabla, comida e interior
La imagen puede contener: 2 personas, personas comiendo, personas sentadas, bebida, tabla, comida e interior
Me quedé con un grato sabor de boca, creo que volvería a viajar en estas fechas, es más divertido que estar en casa cocinando. Cabe destacar que estoy muy agradecida con mis padres por haber hecho posible este viaje: Edgar y yo no iríamos pues no contábamos con el presupuesto suficiente, pero mis padres nos apoyaron bastante para que pudiéramos realizar el viaje.
La imagen puede contener: una o varias personas, niños, océano, exterior, naturaleza y agua
La imagen puede contener: una o varias personas, niños y exterior
La imagen puede contener: una o varias personas y exterior
La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, océano, cielo, playa, exterior y agua
La imagen puede contener: calzado y exterior
La imagen puede contener: 2 personas, exterior
En fin, cargamos mucho pila en la playa, para iniciar cargados de energía este año. Así que ha comenzar la aventura. 
La imagen puede contener: 1 persona, sentado, playa, océano, niños, exterior y agua
La imagen puede contener: océano, cielo, playa, nube, exterior, agua y naturaleza
La imagen puede contener: una o varias personas, exterior, naturaleza y agua
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS