16 de febrero de 2017

Ya tengo a mi bebé prematuro en casa. ¿Y ahora qué?

Sin duda alguna el sueño de toda mamá de un bebé que ha nacido antes de lo previsto es ese momento en el que después de una larga espera y muchos altibajos emocionales al fin puede llevar a su bebé a casa. Sí, al fin conocerá su hogar, al fin podrá estar en brazos de mamá y ya no tendrán que separarse más. Sin embargo con estos sentimientos de alegría vienen otras emociones negativas como el temor, la angustia y la preocupación, nos preguntamos si seremos capaces de cuidar de ese ser a quien creemos tan vulnerable. Que miedo dan los meses fríos, el polvo, los gérmenes y hasta el contacto con nosotros mismos. Es perfectamente normal después del riguroso aislamiento con el que estaba el bebé en el hospital y de todas esas veces en que teníamos que tallar nuestras manos minuciosamente hasta el cansancio antes de poderle ver. Pero tranquila, la mejor medicina para el bebé es el contacto físico con sus padres; el cariño, el afecto, el sentirse amado y protegido serán ahora las mejores vitaminas que lo harán crecer rápidamente y que le permitirán salir adelante.

Pero una vez llegado el bebé a casa, habrá que seguir algunos procedimientos para asegurarnos que todo marche adecuadamente. Los chequeos médicos, a diferencia de un bebé que nació a término y no tuvo ninguna complicación al nacer, serán más frecuentes y tendremos que realizar algunos estudios para verificar que el desarrollo del bebé esta siendo el adecuado y no haya ninguna anomalía. Al principio podremos sentirnos agobiados ante tantos cuidados y ante los vaivenes al hospital, habrá que ser disciplinados y todo esto demandará un mayor tiempo por nuestra parte, pero todo puede ser más llevadero si aprendemos a organizarnos.

Algunos tips que les servirán para ayudarse:

  • Anota todas las citas al médico en un calendario, si puedes agendarlos en el celular y agregar un recordatorio un día anterior, esto te servirá para que no se te olvide la cita y termines perdiéndola.
  • Apunta en orden cronológico los estudios pendientes, hazlo en una hoja y pegala en un lugar visible, esto para tener presente que tenemos una agenda ocupada.
  • Da aviso en el trabajo y a tus familiares sobre los días en que tendrás que ir con el doctor.
  • Prepara papeles y la pañalera del bebé el día anterior a las citas.
  • Revisa un día antes las indicaciones médicas para los estudios requeridos, puede que necesites llevar al bebé en ayuno o en desvelo.
  • Pide apoyo con tu pareja o con algún familiar para que te ayuden a organizarte mejor.


Todo se resume a planear con anticipación, al principio todo puede parecer muy engorroso pero cuando menos vemos ya hemos llegado al final de tanto estudio y tanta revisión médica y ahora sí, sólo restará disfrutar de nuestro bebé.

En el caso de Isabel los estudios que tuvimos que realizarle fueron:

  • Potenciales evocados auditivos y visuales: es una prueba no invasiva que estudia la actividad eléctrica neuronal, para comprobar que el sistema nervioso funciona correctamente ante estímulos visuales, táctiles o auditivos.
  • Tomografía: técnica exploratoria radiográfica que permite obtener imágenes radiológicas de una sección o un plano de un órgano.
  • Electroencefalograma: gráfico en el que se registra la actividad del cerebro y es obtenido por un electroencefalógrafo.
  • Electromiografía: es la técnica de registro gráfico de la actividad eléctrica producida por los músculos esqueléticos.
  • Estudios generales de laboratorio: examen general de orina y de sangre.
Al principio parecían interminables las visitas al hospital, sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos hemos terminado con todos los chequeos de rutina, la próxima semana vamos con el pediatra para saber si serán necesarios más estudios o al fin la podrán dar de alta. Sin duda todo fue más sencillo con el apoyo de mi pareja y mi familia, mientras tanto ahora nos disponemos a disfrutar de la bebé.

Espero este post te haya sido de utilidad. Nos leemos en el próximo post.
Besos

3 comentarios:

  1. ¡Qué hermosa entrada! Me parece súper útil para las mamis que tienen sus pequeños prematuros. Nunca estuve en primera persona en esa situación, pero asumo que es muy delicada. Si ya se debe tener sumo cuidado con un bebé nacido a término, imagino lo que será con un prematuro.
    Felicitaciones por la entrada, de seguro a muchas les será de ayuda. Te ha quedado muy completa :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Wendy cariño , no sabía que habías tenido una bebita preciosa y que había nacido antes
    de tiempo , espero que con tus cuidados y con los consejos del medico , la pequeña Isabel veras
    como pronto estara muy bien y crecera sana y fuerte , es normal que tengas esa preocupación
    pero no te preocupes amiga , que tu lo haces muy bien ya que tu eres una super-mama
    Si no que se lo digan a Cony ,que seguro que estara preciosa , amiga te deseo una feliz semana
    besos de tu amiga que te quirer y no te olvida Flor . osea tu amiga en el facebook Little Moon.

    ResponderEliminar

Estamos en facebook